Ritrat di Famee

Ritrat di Famee

Ritrat di Famee

Lo mejor de la vida es el pasado, el presente y el futuro.…………………………………………………………………………………………..

La verdad no está en un sueño, sino en muchos sueños.

Pier Paolo Pasolini

 

Ya hace un tiempo he confesado mi sentimiento de orfandad pasoliniana. Esa soledad en la búsqueda de un pensamiento transgresor y lúcido que sacude, conmueve e ilumina.

Me he cruzado con su obra muchas veces, inicialmente su cine, luego sus escritos y también con mi camino en búsqueda de mis raíces friulanas. Su paso por Casarsa, su defensa y adopción de la lengua friulana fueron elementos fundamentales para sentirme cerca del lugar de donde proviene mi familia paterna.

Mi búsqueda identitaria ya con sesenta años de vida se  ha convertido en una tarea permanente desde hace un tiempo, donde siempre aparecen piezas nuevas de un puzzle interminable y que difícilmente pueda completar.

Nacido en Trinidad – Uruguay en 1955,  puedo reconocer a su sociedad como abierta e inclusiva, a tal punto que jamás sentí o padecí un sentimiento de exilio, o la condición de emigrante.

Ha sido el plano artístico el que me ha despertado la necesidad de conocer de dónde vengo, qué cultura formó a los míos, que pasado ha cimentado mi presente y tal vez diseñará mi futuro.

Este viaje interior me ha llevado a visitar Cordenons en dos oportunidades. Momentos de emociones difíciles de controlar, demasiado intensas como para ser procesadas en esas fugaces jornadas. La casa de los abuelos, “il cortile”, que se abre desde la calle a un espacio de socialización con familiares, vecindario, y poco más.

De esas odiseas personales, siempre me ha quedado pendiente conocer el paisaje que explica el carácter particular que formó a mis progenitores.  El “Magredi” es sin duda la explicación a la austeridad, la determinación y la fortaleza que les forjó como a tantos otros a resistir los desastres de la guerra, la pobreza, y a atreverse a la dolorosa experiencia del exilio y la emigración.

Ritrat di Famee es mi pequeño homenaje a esos friulanos que obligados por las circunstancias eligieron un camino desconocido, duro, áspero pero que como el Magredi, periódicamente florece aunque sea en un rincón lejano.

He creado un grupo familiar particular, ya que nunca existió una fotografía tal cual la vemos. Si bien las fuentes fotográficas son cercanas a 1938, una fué realizada en Cordenons y la otra en Buenos Aires.

Es notoria la diferencia de ambas fotos, entre los de allá y los de aquí… los que se quedaron a la espera del llamado para una reunificación o del retorno de los que partieron a la aventura. Me importó analizar sus actitudes, ese lenguaje corporal que dice más allá de lo que se ve, la diferencia en la calidad de su ropa y calzado, colocados en un paisaje donde unos tienen sanguíneas raíces en sus piernas y los otros en su cabeza; recuerdos alimentados de ausencia y melancolía.

Giovanna la “Penélope” obrera de la “Filanda” desde los 14 años, y que apenas leía y escribía fue capitana y ancla fundamental de todo el grupo, junto a Antonio el “Ulises” que desembarcó en el Rio de la Plata persiguiendo el sueño americano.

Esta atmósfera surrealista en tan particular paisaje, tiene como telón de fondo un cielo oscuro de nubes amenazantes, corolario de una nueva tragedia que se avecinaba sin que los protagonistas pudieran ni siquiera imaginarla.

Están en la foto de izquierda a derecha:

Cordenons

  • María Del Pup De Piero
  • Giuseppe Del Pup De Piero
  • Giovanna De Piero Raffin
  • Gerardo Del Pup De Piero

Buenos Aires

  • Antonio Del Pup Peressut
  • Luigi Del Pup De Piero

El paisaje

  • El Magredi, lugar único, mágica confluencia del Cellina y el Meduna

Al mirar mi trabajo, siento que he cumplido algo que desde siempre estuvo pendiente. Reunir lo que no se pudo, imaginar lo imposible así como fortalecer mi sentimiento de pertenencia a un lugar que en forma inconsciente me llama. “Ulá de nos..”

De 1938 en adelante muchas cosas sucedieron, algunas trágicamente asociadas a una guerra estúpida, otras a las varias idas y vueltas que marcaron de forma inevitable a sus protagonistas.

Por último, si alguien quisiera acercarse a lo que sentí durante la tarea de creación fotográfica y escritura de estos textos, lo invito a escuchar en paralelo “Va Pensiero” de la ópera Nabucco de Verdi, un himno a todos aquellos que añoran, y sueñan su tierra originaria.

Claudio Del Pup Vanni

Montevideo – Uruguay Julio 2016

Ritrat di Famee

Ritrat di Famee